Ayuntamientos 2.0

XVI MUESTRA DE CULTURA TRADICIONAL CAMERANA

Presentacion de la exposición

 La distancia, el recuerdo, la melancolía de tiempos pasados... La vida a través del objetivo fotográfico y con historia aparece ante nuestros ojos como algo irreal, confundida, en muchos casos, por la tramoya -telón de fondo- y las "poses" típicas y tópicas.

Estas "actuaciones" se desarrollaron fundamentalmente en los "estudios fotográficos", estancias especialmente iluminadas y acondicionadas para recrear la magia del retrato.

Pero no siempre era así y, en el caso de los fotógrafos ambulantes, todo el atrezzo se reducía a una arrugada sábana blanca contra una pared, en ocasiones sólo el muro, una sencilla silla o, una imitación de los grandes estudios, un macetero en el que apoyar el brazo.

A pesar de todo, las dificultades se iban solventando y el resultado final siempre parecía "milagroso" y es que tener un "retrato" significaba mucho en la vida de una persona.

Dependiendo del poder económico, de la clase social, de variadas circunstancias, la mayoría de la gente quería tener una o más fotos y, a poder ser, de los momentos más significativos de su vida. En estos casos la "foto" siempre va a sublimar y superar la realidad cotidiana.

Los niños aparecen retratados desde su más tierna infancia.

La primera comunión marca un hito en la toma del "uso de razón" -el niño es ya mayor y a que lo parezca va a contribuir la vestimenta, además de la forma de posar, el gesto serio, o el especial tratamiento de la imagen como de persona mayor.

Con la llegada de la juventud la fotografía va a convertirse en un rito: La "mayoría de edad", el "noviazgo", la boda, los primeros hijos... Todo debe quedar reflejado como ayuda a la persistencia de la memoria.

El "retrato de familia" compuesto por los miembros de las distintas edades y las diversas líneas de parentesco, cada cual con su vestimenta y sus modales, constituyen una radiografía del momento histórico que les ha tocado vivir.

La "fiesta" es otro de los puntos clave para perpetuarse con los trajes de "serrana" o de "serrano", estos útimos con indudable sabor extremeño.

Y ¿qué decir de los emigrantes?... la foto hará de lazo de unión desde la lejanía, los seres queridos siempre estarán presentes, aunque sea en el papel. Los más diversos destinos, los diferentes paisajaes, otros tipos de sociedad, novedades, en suma, que legan desde América, desde Galicia, desde Extremadura, desde ignotos rincones.

Las numerosas muestras fotográficas que se guardan y de las que sólo se han expuesto las presentes, a veces de retratistas de gran renombre, nos hablan de que los Cameros han estado siempre a la última, totalmente integrados en el mundo, muy lejos de esa idea de aislacionismo que sólo la incultura podría atribuirles.

Enrique Martínez Glera
Doctor en Historia del Arte

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI